Dieta y ejercicio físico.

Las vacaciones suelen ser períodos en que cambiamos nuestros ritmos cotidianos de sueño, alimentación y actividad física.

De manera casi general, podríamos decir que septiembre es el mes de vuelta al trabajo para los adultos y el de vuelta en la escuela para los niños.

Con la vuelta a la actividad el rendimiento, la motivación o el interés en los primeros días pueden ser un poco más bajos de lo habitual y el cansancio, la apatía, pueden surgir más fácilmente.

En la mayoría de los casos este cambio de actividad produce cansancio generalizado, fatiga, falta de sueño y / o de apetito, irritabilidad, tristeza, molestias gastrointestinales, … se trata de una ruptura en el proceso de adaptación o transición encuadrado en lo que se denomina síndrome o depresión postvacacional.

Nuestro consejo para neutralizar o mejorar este cansancio y / o malestar general se basa en:

1) Retomar una dieta equilibrada y saludable, rica en verduras, frutas y proteínas vegetales. Tenemos que volver a organizarnos y saber lo que comeremos durante la semana para, de esta manera, poder construir una alimentación equilibrada donde tengan protagonismo las verduras, las frutas y, sobre todo, el cereal integral, que nos dará la energía necesaria para afrontar de manera positiva y vital nuestra rutina diaria. Nos referimos al arroz integral, la quinoa o el mijo, que mezclado con las verduras, constituyen el plato más importante para recuperar nuestro equilibrio.

2) Podemos complementar nuestra dieta con un suplemento vitamínico-mineral como es el Supravital beso, en el caso de las personas adultas, o con Nutrigen supra, en el caso de los más pequeños. Se trata de suplementos vitamínicos y minerales que refuerzan nuestro sistema inmunológico y nos dan más vitalidad, pero antes de tomarlos deberíamos consultar con nuestro médico o farmacéutico.

3) Hacer ejercicio regular y adecuado a nuestras posibilidades. El ejercicio es uno de los pilares básicos para poder recuperar nuestra energía. A veces se piensa que cuando uno está cansado es mejor no hacer ejercicio porque se cansará más, y es todo lo contrario. Aunque nos sentimos cansados, comenzar una rutina con la práctica del deporte de una manera regular, al principio, aunque aparezcan las temidas agujetas, enseguida nos encontraremos realmente muy bien, el cansancio psíquico desaparecerá inmediatamente y el físico en pocos días. Animaros a comprobarlo¡

4) Por último, os aconsejamos un licuado verde de frutas y verduras, para empezar el día, nos depurará y revitalizará.

5) Zumo de dos manzanas verdes, 3 zanahorias, un pepino, media lechuga romana, medio limón y una cucharadita pequeña de hierba de trigo. Se lavan y pelan los ingredientes, lo licuado todo, a ser posible en una licuadora de bajas revoluciones para preservar todas las sustancias nutritivas de estos alimentos y ..listo!, Intente está buenísimo y además nos dará energía y vitalidad para todo el día.

Estos consejos lado de una actitud positiva nos ayudarán a retomar nuestras actividades lo antes posible y de la forma más óptima.