¿Qué es la melatonina?

La melatonina es una hormona producida por la glándula pineal del cerebro que interviene o está presente en infinidad de procesos del organismo.

Como la luz es inhibidora de la síntesis de melatonina, su producción se realiza durante la noche en reacción a la oscuridad.

La producción de melatonina disminuye con la edad. Los mayores niveles se dan entre la niñez y la adolescencia, reduciéndose considerablemente hacia la vejez (casi un 90% hacia los 70 años). Los científicos atribuyen a esto, el que los jóvenes tengan menos dificultades de sueño que los adultos mayores.

¿En qué nos beneficia?

  • Sueño saludable: No hay duda que uno de los principales beneficios de la melatonina tiene relación con la influencia que ejerce en el ritmo sueño-vigilia (nuestro propio ritmo biológico). La melatonina puede ayudar a promover hábitos saludables de sueño en algunas personas, independientemente de la causa del insomnio.

  • Antioxidante: ayuda a evitar la sensación de fatiga, cansancio crónico y la falta de energía.

  • Prevención de la migraña: Los científicos creen que el efecto de barrido de los radicales contribuyen a aliviar el dolor de cabeza.

  • Regular el ciclo menstrual: controla el tiempo y la liberación de hormonas reproductivas femeninas.

  • Estimula la producción de la hormona del crecimiento: Teniendo en cuenta que la hormona del crecimiento se libera durante la etapa del sueño y la melatonina ayuda a mejorar la duración y calidad de sueño, podemos afirmar que estas dos hormonas tienen una relación estrechamente vinculada.

¿Cuáles son las fuentes de melatonina?

Además de ser conformada de manera natural por el organismo, es habitual que sea ingerida con alimentos o en suplementos.

En lo que se refiere a los alimentos el proceso es el siguiente: el aminoácido triptófano se convierte en seretonina, y por la noche la glándula pineal convierte la seretonina en melatonina. Por lo tanto, los alimentos que contienen una alta cantidad de triptófano pueden ayudar a aumentar los niveles de melatonina.

Alimentos de origen vegetal:

– Cereales: de mayor a menor cantidad: maíz, avena, trigo, arroz y cebada.

– Semillas secas de sandía y calabaza.

– Frutas: manzanas, granadas, cerezas y plátanos.

– Frutos secos: las nueces.

– Verduras y hortalizas: cebollas y tomates.

– Jengibre.

– Alga espirulina.

¡Ya sabes un poco más para cuidar tu salud de forma natural!